Las causas de una pérdida de datos pueden ser múltiples, desde formateos involuntarios, ataques de virus, bloqueos del sistema, averías mecánicas, picos de tensión, golpes, etc.

  • Tu disco duro emite un ruido anómalo
  • Tu disco duro ha sufrido algún golpe
  • Tu disco duro lee y/o copia datos muy lentamente
  • Tu disco duro se ha borrado
  • Tu disco duro ha sufrido algún daño eléctrico
  • Tu disco duro se ha formateado
  • Tu disco duro no gira

Nuestro soporte de recuperación de datos accede, extrae y/o recompone la información que se encuentra en tu dispositivo de almacenamiento informático dañado.

Contamos con un elevado índice de éxito en la recuperación de datos.



¿Necesitas ayuda?